miércoles, 14 de julio de 2010

y despertarme con el cada mañana (:



y despertar y verlo ahí tumbado al lado mío, durmiendo. No lo cambiaría por nada y nadie. Me gusta cuando se despierta y se me queda mirando atentamente, seguidamente me sonríe y me dice: "Buenos días princesa" y me planta un beso. Me encanta cuando me abraza apasionadamente o con ternura y delicadeza como si se tratase de una muñeca de porcelana.
Me gusta por que cada instante espero angustiosa mente uno de sus besos, por no hablar del sexo. Me da un poco de vergüenza decirlo pero me gusta mi novio en la cama, no es solo sexo es algo más, es amor y dedicación; me entrega su cuerpo y yo a él el mio, como explicarlo... Es precioso.
Lo amo más que a nadie y a nada en este mundo y espero que lo siga amando para siempre.

Menudo sermoncillo os he dado ¿verdad? lo siento, pero lo necesitaba.
Muchas gracias por estar ahí (;

2 comentarios:

  1. Me siento exactamente como tú... Es lo más bonito del mundo... Un beso!

    ResponderEliminar